Tendencias 2023 para el sector eléctrico

Tendencias Sector Energético - CELCO

Accenture, consultora de negocios de talla mundial; establece que el año 2023 será un año clave para el sector de energía, marcado por la transformación del negocio; la colaboración; una asignación de capital más dinámica; el impulso de la fuerza laboral del futuro y la ciberseguridad.

A mitades de la presente década, será decisiva ya que la transición energética se ha acelerado y los cambios estructurales -en particular los relacionados con la rentabilidad financiera y la sostenibilidad- se han acelerado a un ritmo constante. El entorno en el que operan las empresas de energía está cambiando permanentemente y deben adaptarse.

Desde este contexto, Accenture sostiene que 2023 será un año clave para la industria, el cual estará marcado por cinco tendencias clave:

  1. La transformación del negocio principal. Hoy la industria energética está comprimiendo sus transformaciones digitales, debido al retorno se significa. En 2019, un estudio de Accenture concluyó que 10 % de las mejores empresas en transformación digital generaban el doble de valor que las rezagada, una brecha que se ha ampliado de 2X a 5X, producto de la pandemia.

Accenture Colombia, explicó que “este año todas las empresas energéticas deberán adoptar los avances tecnológicos como catalizadores y facilitadores de un cambio rápido. Se trata de adoptar un enfoque más amplio para aprovechar todo el potencial de las tecnologías digitales. Crear empresas ágiles e inteligentes basadas en la nube, los datos y la inteligencia artificial (IA). Utilizar la tecnología para desmantelar los silos organizativos, conectar la empresa y tomar mejores decisiones, más rápidas y basadas en el análisis”.

  • Los enfoques más dinámicos para la asignación de capital. Este año las empresas deben aclarar el papel que desean desempeñar durante y después de la transición energética y escalar activamente nuevos modelos para impulsar la diferenciación y el crecimiento futuro. Se necesitan grandes inversiones no sólo para lograr la rotación requerida, sino también para satisfacer las necesidades de un sistema energético que seguirá creciendo.

De hecho, según cálculos de Accentureel éxito de la transición a un nuevo sistema energético requerirá inversiones de capital de más de 100 billones de dólares de aquí a 2050.

Accenture detalló que “la naturaleza y el alcance de las inversiones de cada empresa dependerán, por supuesto, de su papel en el futuro energético. Pero independientemente del arquetipo que elijan, todas las organizaciones tendrán que ser capaces de asignar su capital de forma más dinámica y acertada”.

Y agregó que “dado que las tecnologías, las fuentes de energía y las vías de demanda evolucionan con tanta rapidez, las empresas energéticas ya no podrán planificar el capital a largo plazo. Tendrán que comprimir considerablemente sus ciclos de planificación, de años (o incluso décadas) a meses”.

  • La colaboración. Ante la creciente necesidad de nuevas soluciones e innovaciones energéticas, 2022 puede ser el año en que veamos a las empresas energéticas pasar de las colaboraciones selectivas a las asociaciones ilimitadas con otros dentro y fuera del sector, incluidos los clientes y los proveedores.

Una tarea que podría beneficiarse significativamente de la colaboración ampliada es la formación de métricas creíbles en materia medioambiental, social y de gobernanza (ESG). Accenture destacó que “hoy las nuevas tecnologías son un gran aliado para reducir las emisiones y cumplir con los objetivos ESG”.

“este año todas las empresas energéticas deberán adoptar los avances tecnológicos como catalizadores y facilitadores de un cambio rápido. Se trata de adoptar un enfoque más amplio para aprovechar todo el potencial de las tecnologías digitales. Crear empresas ágiles e inteligentes basadas en la nube, los datos y la inteligencia artificial (IA). Utilizar la tecnología para desmantelar los silos organizativos, conectar la empresa y tomar mejores decisiones, más rápidas y basadas en el análisis”.

Accenture reporte tendencias Sector Energético
  • La preparación de las personas. La transformación que se está produciendo en el sector requiere de una nueva fuerza laboral. Accenture explicó que “en 2022, la industria debe capacitar a sus trabajadores para crear nuevas soluciones energéticas y construir su ventaja digital.

Deben impulsar habilidades entre sus colaboradores para pasar más rápidamente de la experimentación, a la ampliación de las innovaciones en áreas como la captura, el uso y el almacenamiento de carbono, el hidrógeno, los combustibles sostenibles y el almacenamiento”.

  • La ciberseguridad. Las transformaciones de las empresas energéticas dependerán cada vez más de las nuevas tecnologías, como el Internet de las cosas (IoT).

Por desgracia, su dependencia de estas nuevas tecnologías las expone a más amenazas cibernéticas. En 2021, el costo de la industria energética por cada violación de datos superó los 4 millones de dólares en promedio.

Accenture destacó que “la buena noticia es que la ciberresiliencia es lo más importante para los CEOs de la industria, y el principal objetivo de sus inversiones digitales. En 2022, las empresas seguirán implementando soluciones innovadoras como la gestión de identidades autónomas para disminuir su riesgo. Para esto es fundamental migrar sus infraestructuras de datos a la nube”.

La experta concluyó que “hoy las empresas energéticas tienen la oportunidad de convertirse en organizaciones ágiles, capaces de soportar cualquier condición económica o de mercado que se les presente. Y pueden acelerar la creación de un sistema energético que sea seguro y sostenible. En resumen, 2022 es el año para consolidar su relevancia y preparación para el futuro.”

Se reactiva el sector minero energético

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que la economía de Colombia estaría creciendo 5,5 % este 2022 y 3,1 % de 2023, gracias a las buenas perspectivas en lo que se refiere al consumo privado y las expectativas en temas de productividad.

Para consolidar este pronóstico, la ANDI – Asociación Nacional de Empresarios de Colombia realizará la Rueda de Relacionamiento para el sector Minero – Energético, en la que asistirán organizaciones como NYCE.

“En el 2022, las empresas a nivel global están afinando sus estrategias para poder ocupar una mayor presencia en el mercado. Por esta razón, las empresas deben apostar fuerte para ser más competitivos y las certificaciones son una herramienta ideal para poder equipararse con organizaciones en Estados Unidos, Europa o Asia”, aseguró William Vizcaíno, subdirector de Operaciones en Sudamérica para NYCE.

NYCE en Colombia apoya a las empresas tanto con las pruebas de laboratorio como la certificación de producto conforme a los Reglamentos Técnicos establecidos por las autoridades, así como la certificación de empresas en los estándares internacionales ISO/IEC en temas como Calidad, Seguridad de la Información, Medio Ambiente, Salud y Seguridad en el Trabajo, entre otros.

De acuerdo con la ANDI, la Rueda de Relacionamiento para el sector minero-energético busca fortalecer la estrategia de encadenamientos productivos y desarrollo de proveedores, promueve el crecimiento y fortalecimiento de los sectores y empresas, fomentando la interconexión de los diferentes actores de las cadenas productivas bajo relaciones de confianza.

Estimaciones de los organizadores, indican que las empresas más representativas de los sectores minero-energético, generan transacciones business-to-business por más de $80 billones al año con otros sectores de la economía, lo que permitiría detonar diferentes industrias con las que mantienen una relación de negocio.